A veces existe cierta confusión entre los términos SEO y SEM, ya que ambos se refieren a posicionar en los resultados de búsqueda de Google (u otros buscadores). Sin embargo, se trata de disciplinas diferentes.

SEO son las siglas de Search Engine Optimization (optimización para motores de búsqueda). El SEO es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los buscadores, esto es, que no se paga a la empresa dueña del buscador por posicionar.

En cambio, el SEM o Search Engine Marketing (marketing para motores de búsqueda) se basa en colocar anuncios de pago en los resultados de búsqueda, a través de plataformas publicitarias como Google Ads.

Entre las principales diferencias entre SEM y SEO destacamos las siguientes:

  • El lugar en los resultados de búsqueda. Normalmente, los anuncios de pago se ubican arriba y en la columna derecha, mientras que los resultados orgánicos ocupan la zona restante. Aunque el posicionamiento SEM parezca más ventajoso a primera vista, hay que tener en cuenta que muchos usuarios ignoran los anuncios y se dirigen directamente a los resultados orgánicos.
  • La inversión requerida. El SEO requiere una cierta inversión en tiempo, esfuerzo y recursos, pero en última instancia las visitas a nuestra web nos salen «gratis». En cambio, el SEM exige que paguemos cada vez que un usuario hace clic en los anuncios para dirigirse a nuestra web.
  • Los plazos de recuperación de la inversión. El SEO es una estrategia a medio/largo plazo, mientras que con el SEM podemos obtener resultados más inmediatos.
  • El tipo de contenido que trabajamos. El SEO se centra en producir contenido de calidad, por ejemplo, artículos de blog que tratan un tema en profundidad y van acompañados de elementos gráficos. En cambio, con el SEM trabajamos fundamentalmente con anuncios breves de texto y landing pages.

SEO y SEM son disciplinas complementarias, por lo que siempre es preferible que los trabajemos en conjunto, teniendo en cuenta qué palabras clave son más adecuadas para colocar anuncios a corto plazo (generalmente, las que tienen una alta intención de compra) y con cuáles nos interesa más trabajar contenidos y autoridad a largo plazo (normalmente, las más basadas en búsqueda de información).

Google y el SEO local

El SEO local es una herramienta imprescindible para los negocios que cuentan con tiendas físicas, ya que nos permiten dirigir a los usuarios a ellas a partir de sus búsquedas. Por ejemplo, si un usuario busca «restaurante japonés», Google le sugerirá restaurantes cercanos para que los visite.

El SEO local de una empresa en Google depende de tres factores:

  • Relevancia: el grado de coincidencia de la búsqueda de un usuario con un negocio local.
  • Distancia: cómo de lejos está la tienda o negocio en función de la ubicación del usuario.
  • Prominencia: cómo de conocida es una empresa o un lugar. Es posible que los sitios muy famosos aparezcan antes en los resultados de búsqueda local de Google, aunque no se encuentren tan cerca como otros.

Para poder posicionar en los resultados de SEO local de Google, es imprescindible estar registrado en Google My Business, el servicio de Google para empresas. Aquí puedes crearte un perfil gratuito con información sobre tu negocio.

Para mejorar el SEO local de tu empresa en Google, apunta estas recomendaciones:

  • Aporta información completa y precisa sobre tu negocio para ser más relevante.
  • Describe tu empresa con información única y valiosa que incluya las palabras clave más importantes.
  • Verifica las ubicaciones de tu empresa con Google My Business para que puedan mostrarse en los resultados de búsqueda.
  • Añade fotos a las fichas para que resulten más atractivas e informativas para los usuarios.
  • Anima a los clientes a dejarte reseñas en Google y responde a ellas.
  • Mantén actualizados tus horarios para que los clientes potenciales sepan cuándo abres.

Estrategia de link building y guest posting

El link building y el guest posting son dos elementos fundamentales del SEO off page. En ambos casos, el objetivo es generar enlaces hacia tu web que aumenten su autoridad de cara a los buscadores y atraigan visitas orgánicas.

Link building

El link building se basa en generar enlaces entrantes hacia nuestra web. Es muy importante tener en cuenta que está penalizado pagar por enlaces o recurrir al spam; siempre hay que poner en primer lugar que los enlaces creados estén aportando un valor real al usuario o de lo contrario nos expondremos a una penalización por parte de Google.

Estas son algunas recomendaciones básicas para hacer un link building de calidad:

  • Haz un análisis de tu reputación y de la competencia. No todos los enlaces valen lo mismo, así que hay que valorar qué webs nos están enlazando y cuánta autoridad tienen.
  • Busca colaboraciones con webs de tu sector. De nada sirve que la página que te enlaza tenga mucha autoridad, si la temática no tiene nada que ver con la tuya.
  • Usa diferentes tipos de anchor text. Los anchor text demasiado optimizados son sospechosos para Google, ya que apuntan a que los enlaces se han conseguido con técnicas fraudulentas. De la misma manera, ten cuidado con la proporción de enlaces nofollow y dofollow.
  • Ve poco a poco. Existen programas automáticos para generar enlaces de manera masiva, pero Google los detecta y penaliza con facilidad. Lo mejor es que los enlaces se generen de manera orgánica y progresiva.

Guest posting

El guest posting se basa en publicar artículos como invitado en otros blogs de tu sector, de manera que se genere un enlace entrante desde su web a la tuya. Para que esta técnica funcione, siempre debemos primar la calidad tanto de la web que alberga nuestro artículo como del contenido en sí.

¿Cómo elegir tu agencia SEO?

El SEO es una disciplina muy compleja y que exige una gran cantidad de tiempo y recursos de tu equipo. Por eso, suele ser buena idea dejarla en manos de profesionales a través de una agencia SEO especializada.

La agencia SEO se encarga de elaborar un informe de necesidades del cliente, realizar una auditoría de la situación, elaborar y ejecutar un plan de posicionamiento en buscadores, medir los resultados y comunicarse continuamente con el cliente.

Para acertar al elegir una agencia SEO, es importante que partamos de definir claramente las necesidades de la empresa y que busquemos un colaborador con el perfil adecuado. Existen agencias grandes, pequeñas, especializadas en sectores comerciales o en aspectos concretos del SEO… así que hay que tener claro qué es lo que busquemos.

Estos son los factores más importantes a considerar en la elección:

  • Huye de las agencias que prometan la primera posición de Google (y más aún a corto plazo). Una agencia SEO debe ser honesta y realista y admitir que no puede prometer resultados tan concretos.
  • Evita el cobro por palabras clave. Cada vez más, el SEO es una disciplina integral donde la calidad del contenido y la experiencia de usuario son más importantes que la cantidad de keywords introducidas.
  • Busca agencias que ofrezcan servicios integrales, esto es, que cubran tanto los elementos más técnicos del SEO como los relacionados con el marketing y los contenidos.
  • Valora la claridad y la comunicación. Una buena agencia SEO es capaz de explicar al cliente lo que está haciendo, incluso aunque este no tenga ningún conocimiento del sector. Además, debe enviar informes de sus resultados regularmente y estar disponible para resolver las dudas.
  • Exige un trato personalizado. El plan de trabajo y el presupuesto siempre deberían estar individualizados en función de la situación y las necesidades de cada cliente.
  • No dejes que tu agencia haga blackhat SEO. Siempre deben explicarte con claridad qué prácticas van a aplicar y garantizar que no están penalizadas por Google.
  • No caigas en la trampa de los precios demasiado bajos. Hacer un SEO de calidad lleva mucho tiempo, conocimientos y recursos, así que no hay atajos posibles.

Categorizado en:

Etiquetado en:

, ,